Monasterio de Las Huelgas (Burgos)

El Monasterio de las Huelgas Reales (o Santa María la Real de Las Huelgas) de Burgos es el cenobio cisterciense femenino más importante e influyente de los que elCíster estableció en España.

No cabe duda que tal relevancia la tuvo porque fue mandado fundar por los reyes Alfonso VIII “el de las Navas” y Doña Leonor en el año 1187 en un lugar de recreo cercano a la ciudad de Burgos, cabeza del Reino de Castilla.

Alfonso VIII pretendía crear aquí un panteón regio para su propia persona y descendientes, aunque tuvo que emplearlo prematuramente por el fallecimiento de varios de sus hijos.

Por su parte Doña Leonor quería crear una abadía donde las mujeres alcanzasen la misma autoridad que los hombres, al estilo de lo que fue el Monasterio francés de Fontevrault donde se retiró su propia madre. Tal extremo fue conseguido pues el monasterio de Santa María la Real de Huelgas además de tener una gran jurisdicción sobre aldeas y otros monasterios, no estaba bajo la autoridad episcopal sino solamente dependía del papa.

Debido a tanta tutela real, el Monasterio de las Huelgas acogió como monjas a importantes damas de la nobleza castellana, sirviendo, además de panteón real como lugar de máxima importancia política y militar: protagonizó la coronación de algunos reyes y era el lugar elegido donde los monarcas armaban caballeros.

El conjunto monástico es de los más notables de la historia de la arquitectura medieval española. En Las Huelgas se conjugan partes románicas, góticas primitivas, mudéjares, almohades y renacentistas.

La iglesia

El templo del monasterio es una obra muy avanzada de la arquitectura cisterciense que, a diferencia de lo que es habitual, se puede considerar más gótica que románica.

La iglesia de Las Huelgas tiene tres altas naves (excepcional para un monasterio femenino que solían tener una sola nave) y crucero, además de cabecera de cinco ábsides. Los arcos son muy apuntados y los vanos de iluminación amplios. Las bóvedas son angevinas y por ello se piensa que la propia reina Leonor mandó traer a un taller francés del territorio de Anjou para el inicio de las obras.

En el interior de esta iglesia destacan los elegantes altares, y los sepulcros reales de reyes, príncipes e infantas, especialmente el del propio rey Alfonso VIII y su esposa Leonor de Inglaterra, con grandes escudos en sus frentes. El del rey con un gran castillo y en el del reina los tres leones de la Casa de Plantagenet.

Exteriormente también es espectacular el grandioso juego de volúmenes de la iglesia del monasterio, que se aprecia desde la entrada del recinto en dirección a la parte note del edificio, con su gran torre de cuatro vanos apuntados por cara y la galería porticada lateral llamada “Pórtico de los Caballeros”.

Bajo las bóvedas de este Claustro de los Caballeros hay sepulcros de extraordinaria calidad plástica que se relacionan con posibles caballeros muertos en la Batalla de las Navas de Tolosa.

Sala Capitular

La sala capitular es el centro director de cualquier monasterio y el de las Huelgas nos muestra unas dimensiones especialmente amplias y de gran elegancia. Se accede a ellas por una puerta de arquivoltas de medio punto con decoración de zigzagueado, flanqueada por ventanales bíforos también de tradición románica. Curiosamente, los capiteles están sin labrar.

La cubierta de la sal capitular tiene bóvedas de crucería que sostienen pilares con columnillas.

Claustro de San Fernando

También es importante el claustro de San Fernando, denominado así por haber sido construido durante el reinado de Fernando III, a mitad del siglo XIII y obra de un gótico muy primitivo, aunque sufrió reformas al superponer el claustro alto en el siglo XVII y cegar sus arcos góticos

Las Claustrillas

conocido como “Las Claustrillas”.

La construcción de las Claustrillas está fechada en el cambio de siglo (alrededor del año 1200) y sigue un pleno concepto románico de arquerías de medio que cabalgan sobre esbeltas columnas pareadas.

Los capiteles lucen elegantes motivos vegetales, principalmente crochets, hojas rematadas en volutas o pomas con caperuza.

Capillas de La Asunción y de Santiago

De este extraordinario complejo monumental del Monasterio de las Huelgas, citaremos también las muy interesantes capillas de Santiago y la Asunción. La primera es de gusto mudéjar, mientras que la segunda es una construcción puramente almohade pero “trasladada” a las recias tierras burgalesa.

También es de gran interés su Museo de Ricas Telas.